El Entrenamiento en Relajación es un instrumento de autocontrol de la ansiedad y el estrés con el que abordar multitud de problemas y situaciones cotidianas. Cuando respondemos con gran intensidad a la mayoría de los problemas (mayores o menores) de la vida, la relajación puede ser de gran ayuda en el quehacer diario: presiones de trabajo, ruidos, tráfico, horarios,...

LA RELAJACIÓN es un estado físico y psíquico opuesto a cualquier estado de tensión o activación (física, subjetiva o motora). Es una vivencia subjetiva y física de calma. Es un estado especial de conciencia a caballo entre estar despierto y el sueño.

¿QUÉ SE BUSCA CON LA RELAJACIÓN?

No se busca una persona sin tensión (a veces es necesaria) sino un EQUILIBRIO entre el cuerpo y las demandas del entorno para hacerlo frente de forma activa y efectiva. El objetivo fundamental es que la propia persona aprenda a reducir la tensión y producir estados de baja activación del sistema nervioso.

¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO?

Sirve como prevención de muchos problemas. En general mejora nuestra calidad de vida y nuestra capacidad de autocontrol físico y emocional. No tienen porque existir causas especiales para realizarla, pero está indicado principalmente para personas con un alto nivel de tensión que interfiere y dificulta su vida diaria o que favorece o produce problemas físicos y también está indicado para quienes quieren mejorar su salud y bienestar general.

¿PARA QUÉ SE USA?

Los beneficios de estas técnicas han sido confirmados científicamente tanto a nivel físico como a nivel emocional ya que el cuerpo y la mente están en continuo contacto.

Puede utilizarse en sus distintos métodos para prevenir y mejorar enfermedades orgánicas

1. Trastornos cardiovasculares como la Hipertensión, las Arritmias cardíacas no dependientes de afecciones orgánicas del corazón, la Enfermedad de Raynaud (sensibilidad dolorosa al frío por vasoconstricción periférica)

2. Dolores de cabeza (Cefaleas tensionales y migrañas)

3. Reduce la tensión muscular

4. Asma bronquial

5. Dismenorrea primaria: dolor menstrual sin trastorno pélvico orgánico

6. Insomnio

7. Problemas gastrointestinales,

8. Tartamudez, tics, hábitos nerviosos,

9. Mejora el sistema inmunológico y las defensas del organismo

10. Reduce la fatiga y la irritabilidad

11. Es básico para problemas como las fobias, la ansiedad generalizada.